Diez años rehogando

En esta décima edición, nos vamos a abrir en canal y vamos a abrir el proceso de preparación de esta edición tan especial para nosotras, compartiendo nuestras motivaciones, maneras de hacer, aciertos y errores.

Sí, desde Makea Tu Vida llevamos diez años liadas con REHOGAR, que se dice pronto. Lo podemos decir bien alto y seguras de nosotras mismas.

Al principio del todo y casi como un manifiesto fundacional, tomamos la idea de ‘Otro mundo es posible’ lanzada por los colectivos en el Foro Social Mundial de Portoalegre de 2001, la modificamos, y la convertimos en ‘Otro mueble es posible’, desde entonces nos ha acompañado cada día, casi como un mantra, contagiando a otras y otros, sumando activos a esta masa deslocalizada, informe e incorforme, que proponemos y construimos otra manera de habitar.

Aquello que empezó en 2009 como una fiesta de amigas y amigos que nos planteábamos el reto de construir todos los elementos que conforman una casa a partir del reuso de materiales, ha ido evolucionando hacia una llamada abierta a propuestas a través de Internet, que se cristaliza en un formato expositivo constructivo abierta a todas las personas en el que experimentan otras maneras de hacer o estrategias para habitar nuestra cotidianidad, hechas con responsabilidad, amor y en compañía.

Sí, nueves ediciones realizadas ya, y esta décima que tenemos entre manos, en las que hemos ido experimentando a través de la formalización de espacios temporales de exhibición y acción, aquí y allá, pero también como un lugar de reunión y encuentro del variado ecosistema de personas y colectivos que trabajamos alrededor de la Reutilización y el Diseño Abierto para la transformación social.

Muchas son las cosas que han pasado durante este recorrido, que nos han hecho aprender, valorar y crecer tanto individualmente como de manera colectiva. Son muchas las personas que han confiado en nosotras y han aportado su granito de arena para la construcción de este imaginario posible, donde el aprovechamiento de los recursos sumado a un análisis crítico de nuestras formas de vivir, más el trabajo meticuloso y de cuidados, multiplica las posibilidades de uso de aquello material que nos rodea y que hace que nos escapemos de las garras del mercantilismo que nos invade.

Poco a poco, y en cada edición, hemos ido conociendo personas inquietas, recibiendo propuestas, explorando caminos, articulando y potenciando maneras de hacer, que gracias a una multitud de personas, grupos, colectivos de diferentes rincones del planeta, nos han hecho ver y amplificar, que tenemos deseos, anhelos y motivaciones similares, que nos hemos puesto en marcha para cambiar las cosas, y ya no hay vuelta atrás.

A camino largo, paso corto. Seguimos!

Proceso abierto